VENID A MÍ CUANDO ESTÉIS FATIGADOS Y AGOBIADOS.

VENID A MÍ CUANDO ESTÉIS FATIGADOS Y AGOBIADOS.
DE LOS QUE SON COMO NIÑOS ES EL REINO DE LOS CIELOS.

viernes, 2 de enero de 2015

Gran Vigilia de la Inmaculada en Olvera: gran acogida de jóvenes.

El 7 de diciembre, del año que acabamos de dejar, tuvo lugar en Olvera la celebración de una gran Vigilia en honor de la Virgen Inmaculada.

 Se organizó a través de la catequesis de Confirmación, pero no sólo participaron estos jóvenes sino también de otras asociaciones cristianas, como hermandades, grupos, etc...
La Vigilia comenzó en la Iglesia de Ntra Sra de la Victoria y culminó en la Parroquia Ntra Sra de la Encarnación, con una procesión de la Virgen Inmaculada, que fue llevada por jóvenes, con mucho cariño y respeto hacia nuestra madre del cielo, María.


El encendido de velas y de antorchas tuvo lugar en la Iglesia de la Victoria y seguidamente comenzó el rezo del Santo Rosario y la procesión antes mencionada. Entramos con la imagen de la Virgen Inmaculada con la Parroquia en penumbras, momento de gran emotividad, apto para la reflexión, oración y reencuentro con nosotros mismos y con Dios en nuestro interior.
Después de las lecturas y del Evangelio con el pasaje de la Anunciación, la homilía giró en torno a una reflexión cuya finalidad tenía como objetivo una aplicación a la vida de cada uno/a, en cuanto a tres dinámicas actualizadoras:


a) Quitar ruidos que nos impiden escuchar la voz de Dios en nuestras vidas. Si nos damos cuenta es Dios quien envía al ángel... porque Él quiere, porque Él así lo decide, porque Él te ama primero. No se trata de que nos lo merezcamos, porque no es así. Se trata de la gratuidad de Dios, de amor, de ternura y cariño hacia ti porque quiere que le escuches, le acojas y descubras su amor infinito por ti.


b) Vencer miedos que nos inmovilizan y nos impiden encontrar el verdadero sentido a nuestras vidas. La Virgen María no entendía lo que el Ángel le decía, como nosotros en tantas ocasiones.. Las cosas de Dios siempre nos mueven por dentro porque a Dios no lo podemos abarcar. Pero María no huyó... Nosotros muchas veces huimos, de nuestra responsabilidad, de nuestras personas queridas, de nuestra fe y la llamada de Dios.


c) Dar respuesta a nuestras propias inquietudes e interrogantes y al mundo que nos rodea, respuestas que para hacernos felices tienen que partir de encontrar a Dios en nuestro interior.
Finalmente a María el ángel la dejó sola y es que las respuesta a Dios se da en la soledad del propio corazón. La importancia de decir “Sí” es tan grande y maravillosa que nadie puede decirlo por ti. Sólo tú: en soledad, en oración, en intimidad con Dios, como hizo María. Lánzate a ser más solidario, más transparente. Sólo tú.... sin esperar nada a cambio... Como María lo hizo.




Se realizó una ofrenda floral a la Virgen por parte de los jóvenes participantes. Toda la celebración, presidida por los sacerdotes Pedro Antonio Lozano Ramírez y Juan M.Caballero de las Olivas y Buzón, estuvo ambientada por los cantos del coro parroquial Thalita Qumi, dirigido por Antonio Morales. El ambiente fue de participación, reflexión y fraternidad entre los jóvenes, además del amor expresado en gestos, plegarias y palabras a la Virgen de la Inmaculada, auténtica protagonista de la noche de oración esperanzada, de Adviento.